Bautizarse

Bautizarse


Dos elementos son importantes en la salvación: el Señor Jesús dijo el que crea, que sea bautizado. Estos dos principios fueron establecidos desde que la iglesia se inició. El primero es creer, que es la entrada a la plenitud de la salvación y de la relación con Dios. Creer significa reconocer que se es pecador y que Jesús es el único, quien a través de su sacrificio en la cruz, puede salvar de eterna condenación. El segundo elemento es el bautismo, el cual corresponde al hecho que por la fe Dios nos ha declarado muertos para el mundo y vivos para caminar en nueva vida, que es la que Cristo nos ha otorgado.

Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. – Romanos 6:4 (RVR1960)


Hay una segunda verdad en el bautismo, y es que Dios nos otorga una nueva conciencia de salvación la cual nos ayuda a entender la seguridad de ser salvos, puesto que de acuerdo a las palabras del Apóstol Pablo en Romanos 7, la naturaleza pecaminosa siempre estará en nosotros. Por tanto, el bautismo es una ordenanza que todo creyente debe cumplir para vivir la vida nueva en Cristo.

El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo, - 1 Pedro 3:21 (RVR1960)

¿Deseas bautizarte?

Si deseas bautizarte te pedimos que completes el siguiente formulario, y posteriormente nos estaremos comunicando contigo para confirmar tu presencia en la lista de quienes se bautizarán. Si tienes dudas o preguntas sobre los bautismos, te puedes comunicar con nosotros aquí:


© 1992-2017 Ministerios Restauración. Todos los derechos reservados | Políticas de privacidad