Matrimonios

Mauricio y Eliana Villada, son una pareja que se enfoca en establecer en cada matrimonio y familia los fundamentos establecidos por la Palabra de Dios y que a través de las Escrituras Cristo pueda ser el centro del hogar. Su llamado está en la atención a las parejas que tienen menos de 10 años de casados. Entre sus principales objetivos están:

- Restaurar los hogares en todas las áreas.
- Consolidar y afirmar los matrimonios.
- Quebrantar los esquemas que ya se tienen establecidos y que no han dado buenos resultados, y levantar el estándar que Cristo estableció en su palabra para cada matrimonio.
- Fundamentarlos en amor, respeto y confianza.



Ellos enfatizan en el hecho de que siempre hay una solución para los problemas que enfrenta una pareja, sin importar que tan grandes o pequeños sean esos problemas, sabiendo que la solución está en Cristo, ya que a través de su amor, restauración y sanidad, Él puede hacer que la pareja pase a un nuevo nivel. Lo único que se necesita es estar dispuesto y abrir su corazón al Señor, para que de esa manera Él pueda tomar lugar y llevar restauración, sanidad y crecimiento, de manera que la familia entera pueda ser beneficiada. La misión de su departamento está acorde con la visión de la Iglesia, ya que su objetivo es el de restaurar a los matrimonios, dándole lugar al Señor Jesús para que ellos puedan ser un ejemplo y den testimonio a la sociedad de que sí se puede tener un matrimonio sano y permanente por medio de Él. La restauración matrimonial conduce al logro de familias estables, sanas y de propósito, lo cual contribuye al establecimiento de una mejor sociedad.

Le invitamos a que asista a unas de las reuniones en las cuales se comparte con otras parejas jóvenes y en donde se tratan diferentes temas estratégicos que conducen a soluciones prácticas y eficaces, y que son de edificación. Por medio de la Palabra de Dios ellos comparten principios matrimoniales y la mejor forma de poderlos poner en práctica. Esta pareja ha visto el poder de Dios manifestado y obrando en los matrimonios que asisten a sus reuniones. Atrevámonos a marcar la diferencia comenzando con nuestra familia y veremos lo que Dios es capaz de hacer cuando dos o más se ponen de acuerdo.